Blog personal, Acerca de las vivencias ocurridas en mi vida, o de otras personas, y cosas que me interesan o me gustaría comentar.

Traducir el Blog a varios idiomas

viernes, 5 de febrero de 2010

9. Entrada al colegio (primera parte)


Era el año de 1980, la escuela había terminado, una nueva etapa iniciaba en mi vida, era la vida del colegio, y el Liceo de Costa Rica fue el elegido.

El sétimo año, para mí fue muy parecido a la escuela, no veía gran cambio alguno, lo único era que en ese colegio, en ese entonces solo hombres habíamos.
Yo aún seguía siendo un carajillo, y la mayoría de los demás también.
Recuerdo que al primer día de clases, el que estaba sentado a la par mía, ni siquiera llegaba los pies al suelo, yo que siempre he sido chiquitillo, si los llegaba a poner, pero el no…el nombre se me olvida de apellido Segura, solo recuerdo que le decíamos “llavero”.

Otra diferencia era que en el colegio no lo llamaban a uno por el nombre, solamente por el apellido o el apodo.
Al llegar a octavo grado, la cosa iba cambiando, y la gente también, unos llegaron con bigote como yo, y otros con el cambio de voz.
El estudio también cambió un poco, ya no parecía que era como la escuela, que uno nada más llegaba y al terminar el año, sabía que estaba en otro grado, el colegio era diferente, empezaron a aparecer los profesores estrictos, otros con sus cosas “raras”…y otros medios locos.

Recuerdo que una vez estábamos esperando a nuestro profesor guía, y era de esperar y esperar, y nada que llegaba, el aula entera estaba haciendo bulla y alboroto, en eso entra un viejillo muy parecido al loco Valdéz, y nos pregunta que porque estábamos haciendo bulla?, que donde estaba el profesor?, a lo que respondimos que no había llegado, y no lo conocíamos.
Empezó a tratar mal al profesor que no había llegado, que era un irresponsable, y que lo iba a buscar…dió media vuelta y se fue.

Al rato volvió el mismo viejo loco, pero al entrar se tropezó con un pupitre…pegó su rodilla en él, nos miró a todos…agarró el pupitre y lo aventó contra una pared…
Todos nos quedamos viéndolo asustados…nadie decía ni una palabra, era algo extraño e inusual en todos nuestros años anteriores de escolaridad, en eso se para al frente, y nos dice:- Bueno muchachos, yo soy su profesor guía, y el de biología también y la clase ha comenzado…

Para los nombres soy muy malo, pero ese profesor era llamado “Viruta”.
Era muy extraño, siempre rascándose sus partes íntimas delante de todos, y escupiendo en clase como si fuera la calle.

Viruta tenía el método de regalar cupones con puntos al que contestara algo bueno en el transcurso de las clases, y al final cada cupón lo canjeaba en puntos extra para la nota, esos cupones eran unos papelitos con la firma de él…al tiempo aprendimos a hacerlos igualitos por nuestra propia cuenta.

Luego a la par mía estaba sentado un chamaquillo bien chiquitillo, de ojos claros y pelo negro, que estaba todo tranquilo y sonriente, era el único que se veía así ese día, y con una serenidad me dice:

- Igual que el año pasado, yo ya sabía que iba a hacer eso, el ya ha sido profesor mío.

El nombre del compañero que me dijo eso, era Ricardo Retana Avendaño, el cuál en los años siguientes se hizo parte de uno de mis mejores compañeros de colegio que he tenido…su nombre tal vez no les diga nada, pero ahora es llamado @chuletta.

Habían profesores con características distintas, entre estos estaba “ETO”, se le llamaba así porque era de Matemáticas y siempre decía…”eto por eto, da eto, y si no da eto, eta mamado”.

Otro de mate creo que se llamaba Asdrúbal Brenes, era bastante estricto, cuando lo mandaba a uno a la pizarra a resolver un problema y si lo veía a uno que ni para adelante y ni para atrás hacía algo bueno, se enojaba y lo sentaba mejor, diciéndole que mejor se fuera a tomar una aguadulce para ver si se despertaba.
También estaba la de Artes plásticas llamada Zopilota, bueno así era el apodo, recuerdo que estaba bonita, así como la mejor de todas Marta Viria Pacheco, pero era la disque novia del profe de Estudios Sociales que le decían Checho.

A como íbamos creciendo los alumnos, creo que nos íbamos portando cada vez más mal, sobre todo yo, y eso no me llena de orgullo.
Era demasiado rebelde, vago, casi nunca llegaba a clases, me escapaba siempre, innumerables veces llegaba al día de un examen, sin saber de que era… no me iba muy bien que digamos, pero la verdad es que no se como pasaba.

Formamos un grupo de amigos que éramos parecidos en nuestra forma de pensar y molestar. Estaban los nombres de Cascante, Mejía y Parra…y al tiempo Retana quería formar parte de nosotros.

A decir verdad si lo queríamos meter, pero se nos ocurrió que realizara algunas pruebas para que pudiera formar parte de ese grupo tan selecto.

Entre estas pruebas estaban las de subirse a un ascensor que estuviera lleno de gente, y en medio de todos abriera un paraguas, otra prueba era la de hacerle señal a un taxi, y cuando parara solamente pedirle la hora.

Eran cosas así, creo que la última fue quitarle el salveque a un compañero para vacilarlo en la calle, en eso de que estábamos tirando el salveque por los aires, cayó en el techo de un auto y el compañero tuvo que salir corriendo detrás del carro para poder recuperar el salveque…mientras nosotros corríamos en dirección contraria muertos de la risa.

La persona que le hiciera algo malo a nuestro grupo, o cualquiera de nosotros, le dejábamos un papelito con nuestro símbolo, en señal de que ya estaba marcado para la venganza…casi siempre era la gente sapa y juega de viva, la que le tocaba esa venganza., solo eso hacíamos…dejar nuestro símbolo, y la primera maldad que pudiéramos cometer, se la aplicábamos…recuerdo cuando un sapazo tuvo que recoger su bulto, de la pila donde lavan los palos de piso, bien mojado y oliendo feo.

A cada rato nos escapábamos y nos íbamos a matar ratas cuando el parque Morazán tenía un lago con patos.
En esos matorrales, salían unas ratotas casi como gatos, y a puras pedradas las tratábamos de matar. Una vez encontramos un huevo de un pato, y nos fuímos al museo de Jade que quedaba en el décimo tercer piso del edificio del INS, y de una ventana de ese lugar lo lanzamos hacia la gente.

Éramos bien malos, hasta con los profesores que se dejaban.
Había una pobre profesora de Inglés, que por cachetona le decíamos “paperas”, muchas veces la profesora decía toda seria: 

-“Ok class, open your books in the second lesson”, nosotros entendíamos lo que decía, pero ya teníamos acordado entre varios decir: - Oigan , oigan, que levantemos la mano…(y todos levantábamos las manos)

- No class, your books, listen to me, your books…decía ella
- -Ah ya …(y levantábamos los libros)
- No, open your books please….
- Ah…que nos paremos? (y todos nos parábamos)

Cuando se enojaba, siempre decía: - Bueno clase, el que no quiera estudiar, ni estar aquí, que coja sus cosas y se vaya…ya es suficiente, dejen a los otros estudiar, pueden irse cuando quieran, yo no les pongo ausencia.
Ya con eso nos calmaba a todos.

Entre Retana, Mejía, Parra y yo, habíamos acordado, que para la próxima vez que dijera eso, nos íbamos a largar todos juntos.
Así que así fue la cosa…la siguiente semana:

- Open your books class… please
- Que nos quitemos la corbata…? (y todos con la corbata afuera…)

Así que inició con el discurso de que nos fuéramos de la clase…
Apenas terminó, nos quedamos viendo a ver quien era el primero en largarse…
Ricardo Retana fue el primero…se quedó esperando que los demás nos levantáramos, y nadie lo hizo…
Solo nos volvió a ver a todos y nos dijo un hasta luego…

Al cabo de un breve tiempo, me quedé pensando en porqué no nos levantamos.
Y me dije: 
-diay si…yo también me largo.
Me levanté, me despedí y salí del aula.

Afuera en la soda, me encontré con Retana, y me decía que porqué lo dejamos solo, que ya estaba acordado…que solo el se levantó, que éramos unos pendejos.
Tenía toda la razón…no era por estudiosos que nos quedamos ahí, fue por pendejos.
Pero al cabo de unos minutos, llegaron Parra y Mejía a la soda… y otros 2 minutos más salieron otros tres compañeros…al cabo de un rato, decidimos ir a ver por las ventanas al aula de Inglés.

Y de 40 alumnos que éramos, solamente 5 quedaban ese día en esa clase.
Claro los sapazos de siempre….

Será por esa razón, que el Inglés ahora lo mastico bien?… como si tuviera una chancleta entre los dientes?...
Haciendo loco


Para ir hacia el primer capítulo de las Vivencias de un niño...click aquí

9 comentarios:

Julio dijo...

bueno compa vamos muy bien... Siga! siga! que está escribiendo bonito!

Cuando quiera se puede dar una vuelta x mi blog tambien!

http://juliomacr.ticoblogger.com/

Edwin dijo...

Jejeje, ese grupo de compas bien podría haberse llamado La Legión del Mal!

Me impresiona en paleta tu memoria mi estimado. Estas vivencias están en todas.

Saludos!

Melina H2 dijo...

Mmmm! Que diablo que eras en el cole!!! y eres jejeje!!!

Carlos Cascante dijo...

Para los que han comentado, pura vida, se les agradece... Winso, a cada cosa que me acuerde, lo voy a compartir...espero aún no me dé alzehimer, Julio, el tuyo lo sigo y es muy bueno "What the hell" hasta el título es bueno, A.Melina, como supistes del blog?...hay algo que te avisa?, es que aún no se como se usa mucho...no entiendo lo de los feeds tampoco, pero ahorita aprendo más. Yo creía que con seguir un blog, algo le avisaba de cada post nuevo, pero creo que no es así como funciona.

Mary dijo...

Hola Carlitos!! Gracias a Dios tengo una imaginación muy buena y leer esto fue sentir que pasaba en mi mente. Demasiado bueno!! en serio... Me recordó mis tiempos de cole!!

No sabía que tenías Blog pero ahora ya tengo otro lugarcito donde darme la vuelta y sonreir.

Carlos Cascante dijo...

Claro Mary...serás bienvenida aquí, cuando tu quieras, todas las vueltas que quieras dar, aquí estaré contigo en cada palabra que leas, de la misma manera que siento cuando estoy leyendo el tuyo...cuidate mucho

Melina H2 dijo...

Hola!! En respuesta a tu consulta, pues me llegó un correo tuyo invitandome a ver el blog y de ahí en adelante me doy cuenta de lo que subes porque reviso el blog todos los días, pero no me he inscrito como seguidora ni tengo un blog propio, solo tengo mi cuenta de gmail y reviso el blog.... Sigue escribiendo que estamos esperando nuevos capítulos jejeje... A. Melina H.

Carlos Cascante dijo...

Pues ya casi pongo la segunda parte, del colegio...a petición tuya...yo sabía que hoy ibas a verlo.
Ahí te va....

Lucía Poética Vindas dijo...

jajaja que buena historia me acuerdo de una profe de ingles que nos cai mal y acordamos entre todos tirar los libros al suelo un dia y hasta yo que era de las mas agazapaditas y estudiosas lo tiré y la profe fue a llamar al director y ella le echaba la culpa a 3 compañera en especifico y ellas decian pero si lucia tambien lo tiro! y me decian lucia usted tambien??? jaja y diay fue solo la regañada pero que risa!!!